¡Soluciona atascos en el hotend!

¡Soluciona atascos en el hotend!

No hay suceso más terrorífico para el impresor 3D que ver arruinada una larga sesión de impresión por un atasco en el hotend de su máquina. Por esta razón, os voy a exponer mis principales experiencias para evitar que este problema se cronifique.

Así me centraré en el sistema de hotend que montan la inmensa mayoría de impresoras 3D económicas que vienen desde la lejana China. En otras palabras, en aquellos hotend que utilizan un tubo de teflón para guiar el filamento hasta la mismísima garganta (¿No sabes qué es la garganta o barrel de un hotend? Te lo explico aquí)

Estos hotend se caracterizan por ser la opción más económica a cambio de ser menos fiables. Esto se debe a que el teflón no tiene una resistencia eterna al calor (al fin y al cabo es un polímero plástico) y acaba deformándose con la exposición continua a éste.

Sin embargo, podemos reducir los problemas asociados a estos hotend con unos sencillos trucos: