Mejora tu extrusor por sólo 1 céntimo

Si bien las impresoras chinas económicas ofrecen mucho valor por el precio que piden, también es cierto que aceptan ciertos compromisos en su fabricación. Uno de los compromisos más populares es el caso de un hotend poco fiable (y del cuál hablamos por aquí), mientras que otro menos conocido es el caso del extrusor.

Y es que resulta extraño encontrar a un poseedor de impresoras como la Ender3 que no se haya encontrado con el siguiente problema sin haberse tirado de los pelos:

[Insertar fotografía]

Al analizar una pieza con este problema, nos fijamos en que la boquilla ha dejado de expulsar plástico fundido de forma consistente mientras que sólo deja algunos pequeños hilos y restos de éste.

En primer lugar, podríamos pensar que es un atasco en la boquilla o algún problema con el tubo de teflón. Sin embargo, si tras una limpieza de boquilla o sustitución del teflón continúan los problemas, debemos trasladar la mirada al extrusor y su comportamiento.

Y es que como comentábamos al principio de la entrada, el extrusor de las impresoras chinas económicas suele venir construido en un plástico que no rebosa calidad precisamente, y presenta un diseño especialmente simple que no permite ajustar la presión ejercida al filamento.